Control de Aves

Las Plagas de aves en edificios puede ser riesgosa tanto para la salud de las personas como también el deterioro de materiales de los inmuebles. Los nidos y excrementos de las aves crean alergias y enfermedades, tales como la salmonella y la ornitosis.

Para prevenir infecciones y focos de virus se deben tomar medidas de control y protección, una de esas medidas son las Redes anti aves.

El tamaño de la red está diseñado con el fin de bloquear a las aves pero al mismo tiempo, no dañarla, ya que no quedan enredadas en ella. Los cables de estructura pueden adaptarse a las particularidades arquitectónicas como por. ej. Ventanas arqueadas, salidas de emergencia, ornamentos, etc.

Es importante que tengas en consideración que las plagas de aves:

  • Dañan y contaminan alimentos con sus excrementos y plumas.
  • Crean suciedad con sus excrementos, además de contener sustancias ácidas que resultan muy agresivas para los materiales de construcción como la piedra y provocan corrosión en las superficies de metal.
  • Las gaviotas pueden traer problemas especiales causando ruidos molestos, produciendo gran cantidad de basuras y excrementos, daños a edificaciones, e incluso ataques a personas y animales de compañía provocando esto efectos adversos contra el turismo.
  • Las aves están llenas de organismos patógenos perjudiciales para el ser humano y para los animales domésticos. Tienen efectos sobre la salud, ya que llevan asociados más de 60 enfermedades.
  • Pueden actuar de reservorios de microorganismos patógenos que afecten a las personas y animales domésticos.
  • Son portadores de ectoparásitos como garrapatas, pulgas, piojos, etc.
  • Sus heces son muy resbaladizas en el pavimento, sobre todo cuando llueve, siendo causa de accidentes.
  • Daños en cosechas y jardines.
  • Daños en edificios y monumentos debido a que sus excrementos son cáusticos. Además de esto provocan inconvenientes debido al taponamiento de canalones y bajantes por la acumulación de sus excrementos. Asimismo pueden generar daños en aislamientos, recubrimientos, al edificar sus nidos
  • Daños en automóviles y maquinaria debidos asimismo a la alta corrosividad de sus excrementos.
  • Daños en personas por caídas y resbalones provocados por sus excrementos.
  • Malos olores.
  • Incremento de otras plagas asociadas (chinches, pulgas, garrapatas, moscas).

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top