Desratización

En ProPlagas le ponemos fin a la plaga de roedores a través de distintos controles:

Físicos: Identificamos los agujeros y espacios mal sellados por donde están ingresando los roedores, ya que es común que estén entrando buscando comida y agua.  

Químicos: Veneno, el cual se puede aplicar en estaciones cebaderas o moliendas. Todo dependerá del contexto en el que se encuentre el roedor.

Mecánicos: Utilizadas principalmente en lugares donde el ambiente no pueda estar expuesto al veneno.

Culturales: Evaluación de focos de infección y asesoría para su erradicación.

Debes tener presente que se han llegado a contar hasta una docena de enfermedades susceptibles de ser transmitidas directamente por los roedores. Por lo tanto, es fundamental eliminarlos cuando se sospeche que puede haber una plaga, para evitar mayores problemas.

 Se pueden ver en verano, ya que es la época en que más se reproducen, y en invierno cuando buscan un refugio para el frío. 

Son muy persistentes, y si consiguen entrar en una propiedad o edificación, es muy difícil sacarlas de allí, donde pueden transmitir enfermedades, causar daños y contaminar la comida.

  • Pueden dañar el aislamiento de la casa.
  • Pueden dañar sus paredes y suelos al roer (Desgaste de sus incisivos)
  • Pueden causar incendios al roer los cables eléctricos generando corto circuitos.
  • Pueden dañar los muros de contención y estructuras similares al hacer sus madrigueras.
  • Pueden dañar y generar mermas en las mercancías y producto terminado.
  • Pueden dañar y contaminar los alimentos del Hogar o bodegas de almacenaje.
  • Incluso si están en el jardín, pueden ser un peligro para las mascotas.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top