Ratones

Roedores

(Rata negra o de tejado, Rata Gris o Guaren y la Laucha)

Se han llegado a contar hasta una docena de enfermedades susceptibles de ser transmitidas directamente por los roedores. Por tanto, es fundamental eliminarlos cuando se sospeche que puede haber una plaga de roedores para evitar mayores problemas. Lo más frecuente es verlos en verano, ya que es la época en que más se reproducen, pero también los podrá ver en invierno cuando buscan un refugio para el frío. 

Además, son muy persistentes, y si consiguen entrar en una propiedad o edificación, es muy difícil sacarlas de allí, donde pueden transmitir enfermedades, causar daños y contaminar la comida.

  • Pueden dañar el aislamiento de la casa.
  • Pueden dañar sus paredes y suelos al roer (Desgaste de sus incisivos)
  • Pueden causar incendios al roer los cables eléctricos generando corto circuitos.
  • Pueden dañar los muros de contención y estructuras similares al hacer sus madrigueras.
  • Pueden dañar y generar mermas en las mercancías y producto terminado.
  • Pueden dañar y contaminar los alimentos del Hogar o bodegas de almacenaje.

Incluso si las ratas sólo merodean por el jardín sin llegar a entrar en su casa, son un riesgo ya que pueden llegar a acercarse a las zonas donde se encuentran los niños o las mascotas.

¿Qué hacemos?

Para el control de los roedores  en tu negocio u hogar, en primer lugar hay que saber cómo consiguieron entrar. Los roedores consiguen ingresar por agujeros o espacios mal sellados. Lo hacen buscando comida o agua, por tanto asegúrese de que no lo encuentran fácilmente. Los roedores necesitan acceso a fuentes de agua constantemente, aunque sólo beban de 15 a 60 ml diarios. Se alimentan de cualquier cosa que encuentren, aunque prefieren comer variado.